Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios, si continúas con la navegación entendemos que aceptas su uso. Aceptar Más información
Nuestra guía de viaje...

Blog

Queen Mary II visits Sydney - 26 February 2009

¿Por qué flotan los barcos?

24/11/2016, Álvaro F. Cremades

A menudo vemos embarcaciones surcando el oleaje tranquilamente. Canoas, veleros, galeras… A priori, lo concebimos con total normalidad, pero cuando observamos un gran buque de acero haciendo exactamente lo mismo siempre se nos viene a la cabeza la misma pregunta: ¿Cómo es posible que los barcos floten?

La respuesta es mucho más sencilla de lo que parece y fue dada en el siglo III a.C. por un físico llamado Arquímedes mediante la formulación del Principio que lleva su firma.

El Principio de Arquímedes expone que todo objeto sumergido en un líquido experimenta una fuerza de empuje hacia arriba igual al volumen del líquido desplazado.

Esto explica el porqué de la forma alargada de los barcos. Se diseñan así para que sean capaces de desplazar un gran volumen de agua en su travesía y así la fuerza del agua sea capaz de mantenerlos siempre a flote. En cambio, si un barco se triturase y fuese convertido en una gran bola, ésta se hundiría al instante porque su peso sería mayor que el peso del agua desplazada, que sería mucho menor que si el barco estuviese en su forma alargada original.

barcos-flotan

 

¿Tan fácil es que floten los barcos?

No, aquí no acaba la cosa. Ahora entra en juego otro concepto muy importante y con el que seguro estás familiarizado. Hablamos de la densidad.

La densidad es la masa que existe dentro de un determinado volumen. Para ponernos en situación, pensemos en la densidad poblacional. Si una plaza (volumen) está llena de gente (masa) estará muy saturada y por tanto tendrá una gran densidad. Sin embargo, si hubiese poca gente en ella no estaría saturada y su densidad sería mucho menor.

El ejemplo más claro de esto es la calvicie. Una persona con alopecia avanzada tiene poca densidad de pelo y tendrá gran densidad cuando su cuero cabelludo sea frondoso.

Pues bien, para que un objeto sea capaz de flotar en el agua, primeramente su densidad debe ser menor que la del agua y entonces la del agua será capaz de sobreponerse y no dejará pasar a ese objeto.

La densidad del metal es mayor que la del agua, entonces si soltáramos un trozo de metal en ella se iría hasta el fondo rápidamente.

Los barcos de metal flotan porque en su interior están llenos de cavidades ocupadas por aire, cuya densidad es menor que la del agua, y en términos globales la densidad del agua es mayor que la del metal y el aire juntas, cuya baja densidad contrarresta la gran densidad metálica.

Es por eso mismo que cuando buceas en el agua solo te hundes totalmente cuando exhalas todo el aire aspirado. Si mantienes todo o parte del mismo siempre flotarás un poco. Y así mismo ocurre con las embarcaciones. Si les entra agua se irán a pique puesto que ésta reemplazará el aire del interior y su densidad junto con la del metal del barco harán que el crucero se vaya al fondo del mar.

Y así de simple era. Una vez resuelto el misterio de los barcos flotantes, sólo nos faltaría saber con qué cara se quedaría Arquímedes si supiera que hoy en día los barcos no solo flotan sino que también vuelan.

barcos-voladores

5 motivos por los que viajar te hace feliz

9/11/2016, Álvaro F. Cremades

Viajar te hace feliz y es bueno para muchas cosas, entre ellas, encontrarte a ti mismo. Ya sea que viajes por negocios, una semana de vacaciones en familia o con amigos siempre tiene que haber una escusa para hacerlo.

Viajar puede hacerte una persona más feliz ya que ayuda a conocerte y te proporciona nuevas experiencias y recuerdos, rompiendo la estresante rutina diaria.

1) Viajar te enseña que el dinero no compra la felicidad

Viajar no tiene porqué ser necesariamente caro, de hecho, muchos de los viajes más impresionantes y enriquecedores pueden estar lejos de destinos exóticos y tenerlos justo a la vuelta de la esquina.

Viajar, por lo tanto, te recuerda que hay tantas cosas asombrosas que la vida tiene para ofrecer, y el dinero no puede comprarlas.

2) Viajar te hace feliz y a apreciar a tus amigos y familiares

Cuando viajas tienes la oportunidad de reflexionar sobre su vida, y darte cuenta de lo afortunado que es tener buenos amigos y familiares.

A todos nos ha pasado, viajar tviajar-te-hace-felize despeja la mente y da lugar a pensar en todo aquello que habitualmente no tienes tiempo ni de plantearte, por ejemplo, lo agusto que estás en casa, lo que quieres a tus padres. Además puede ocurrir que surjan momentos difíciles que te lleven a recordar las comodidades de las que disfrutas habitualmente.

3) Haces nuevos amigos

Viajando te das cuenta del mundo que hay por descubrir, lo que hay por conocer y las personas maravillosas como utilizar el viagra con las que aún no te has encontrado.

Independientemente del idioma se pueden forjar grandes amistades e incluso relaciones. Viajando, además, se da lugar a compartir culturas, que es una de las experiencias más enriquecedoras que puedan existir en la vida.

Además vivimos en un mundo totalmente globalizado, hay que tener amigos en todas partes del mundo, nunca sabes lo que puede depararte el futuro y donde puedas necesitar un amigo que te ofrezca un hogar o alguna oportunidad de valor.

Nuestro consejo: “Viaja lo más que puedas y relaciónate con la mayor cantidad de gente posible, haz amigos en todo el mundo y tendrás infinitas posibilidades”.

4) Más experiencias, más recuerdos únicos

Tanto buenas como malas, las anécdotas son un tesoro para cualquier persona que viaja. Seguramente mientras estés leyendo estas líneas te estarás acordando de alguna anécdota en particular que te ocurriera viajando y probablemente estés esbozando una sonrisa, normal.

Viajar te hace feliz y siempre trae consigo un baúl de recuerdos imborrables y únicos, que periódicamente recuerdas y te transportan a ese momento transmitiéndote sentimientos de felicidad, nostalgia y cariño.viajar-te-hace-feliz

5) Aprendes a valerte por ti mismo

Viajando se presenta muchas ocasiones que no están dentro de su día un día en las que tienen que arreglártelas para conseguir algo. El simple hecho de comprar alimentos en un país extranjero y puede resultar un reto para algunos.
Superar estos obstáculos hacen de una persona mucho más completa y capaz.

Está claro que viajar te hace feliz y es una lección de vida incalculable.

Esperemos que este post guste y ayude a dar ese pasito que falta para viajar al destino que siempre habéis deseado, y para los más viajeros espero que los sintáis identificados con el artículo.